viernes, 4 de noviembre de 2011

La Historia

Érase una vez en 1999, estaba yo en una tienda de discos en Horton Plaza, San Diego.  Estaba en esa etapa de la vida en la que uno escucha de todo.  Entre mis discos tenía a Maná, La Ley, Alejandro Sanz, Rocky Martin (sí, Ricky Martin), Elvis Crespo, El Círculo, Molotov, Enanitos Verdes, Ekhymosis (la banda en que Juanes antes tocaba), Alejandro Fernandez, Moenia, Lynda (sí, Lynda), y varios grupillos más que empezaban y no la hicieron.

Como podrás darte cuenta, los estilos eran muy pero muuuy variados.  Estaba encontrando mi sonido, mi gusto músical.  Estaba aprendiendo.  Sólo tenía 17 años!  Faltaban muuuucho para que descubriera a Sabina, a Calamaro, de Fito Páez sólo conocía "Al Lado del Camino", como te digo, estaba encontrando mi gusto musical.

Era una etapa en la que los discos no eran caros.  En los que no había mucha opción de descargar música. Era una etapa en la que yo compraba un disco si me gustaba una canción.  Y le daba oportunidad al artista  de que me convenciera con el resto del disco.

Y ahí me encontraba, en esta tienda de discos.  De pronto me topé con un disco que su portada era negra.  Tenía un dibujito de un como perrito en blanco, en letras blancas decía "La Historia" y al centro, en rojo decía:  "CAIFANES"

Me llamó  muchísimo la atención.  Tal vez por su sencillez, tal vez por los colores rojos, tal vez por el perrito.  Y me quedé pensando, "La Historia....mmmm, la Historia.  Porque nunca he escuchado de este grupo Caifanes?  Que historia tienen que contar?"

A mi siempre me han gustado las historias, mi clase favorita era de historia.  Adoro la hisotria de México, y algo me decía que tenía que conocer la historia de esta banda Caifanes.

Tomé el disco y vi que era un disco doble, con mas de 20 canciones.  Leí nombres que no significaban nada para mi.  Leí "Mátenme porque me muero", "Afuera", "No dejes que...", "Aquí no es así".   Leí "Antes de que nos olviden", "Los dioses ocultos", "La celula que explota".

Leí: "Viento".

Eran sólo títulos.  Nada más.  Ahí lo tenía en mis manos, y nunca me imaginé que estaba a punto de dar un primer paso en un maravilloso mundo creado por Saúl, Marcovich, Alfonso, Sabo y Diego.  Pero en ese momento, no tenía idea de quienes eran ellos, nada!

Seguía con el disco en la mano leyendo los temas, y me acordé que al día siguiente me iría a Mexicali a la boda de mi primo Marco Vinicio.  Nos íbamos a ir en camión de Tijuana.  Entonces, pensando en las 3 horas de camino, dije "Pues me lo llevo, para ver de que va 'La Historia' de estos tales Caifanes."

Llegó el día, puse el primer disco y escuché por primera vez el sintetizador de Diego, para luego inmediatamente escuchar la respiración de Saúl, y después el primer tamborazo de Alfonso, para que después Saúl pegara su grito, y entrara Sabo en el bajo con el resto de los instrumentos y empezara "Matenme porque me muero".

Estaba enganchado!  "Cuando me muera y me tengan que enterrar, quiero que sea con una de tus fotografías.  Para que no me de miedo estar abajo, para que no se me olvide como es tu cara, para imaginar que estoy contigo, y sentirme un poquito vivo".

Y así, me acabé el primer disco en 45 minutos.  Inmediatamente puse el segundo y 45 minutos después, estaba escuchando el primero otra vez.  Repitiendo el ciclo una y otra vez hasta que llegamos a Mexicali.  Después de la boda, de regreso a Tijuana hice lo mismo.  No podía dejar de escucharlos.  Llegando a Tijuana ya me sabía todos las canciones.  Las escuchaba en mi cuarto a cada rato.

Quería mas!  Me enteré que Caifanes había tronado, pero ahora se llamaban Jaguares.  Y justo acababan de sacar un disco doble.  Inmediatamente fui al Sanborn's de Río.  Busqué el disco, y lo encontré.  Era "Bajo el Azul de tu misterio"
Era ese disco que en su primera versión estaba en un estuche líquido.  Lo primero que noté fue que el tipo de letra de Jaguares era el mismo que el de Caifanes.  Y otra vez era un disco doble.  Vi la parte de atrás para darme cuenta que el primer disco era en vivo y traía canciones de Caifanes y del primer disco de Jagaures.  Y el segundo disco era de estudio con rolas de Jaguares.

Me entró muchísima curiosidad por saber a que sonaban en vivo las rolas de Caifanes.  Así que no dudé y lo comrpé.  250 pesos de ese entonces, bastante caro, pero...era disco doble.  Llegué a mi cuarto, puse el primer disco, me tiré en la cama, y comecé a escuchar gritos de gente, y después la voz de Saúl, que sonaba como la de un profeta, diciendo:

"Bienvenido a tu ritual raza, este es tu concierto, tu ceremonia.  Vamos a volar, vamos viajar.  esto es para ti, muchas gracias"

De pronto el intro en guitarra de "Dime Jaguar".   Que intensidad!  La energía que sentí era indescriptible!  Estaba una vez más enganchado!  Y luego de hora y media terminé los dos discos.  Quería más!  Y en cuanto pude compré "El Equilibrio de los Jaguares.  Y noté el cambió de voz en Saúl y aprendí de sus males de garganta.

Ya no habían más discos de Jaguares en ese entonces, así que uno a uno, como podía, fui comprando todos los discos de Caifanes.  Después en el 2001 salió "Cuando la Sangre Galopa" y lo compré.  Y me tocó la gira de Jaguares en Tijuana y en ese verano los fui a ver por primera vez!

Después llegó "El Primer Instinto", "Crónicas de un Laberinto" y luego el "45".  Todos los discos de Caifanes y Jaguares, comprados, no descargados, no piratas.  Todos originales.

He ido a 10 conciertos de Jaguares en Tijuana, el DF, Puebla, Chicago y Milwaukee.  Siempre salgo extasiado, pero también siempre salía preguntándome como hubiera sido haber visto a Caifanes cuando eran Caifanes.  Envidiaba demasiado a la gente que conocía y que les tocó verlos.

Me preguntaba el porque de la separación.  Porque Saúl y Marcovich se tuvieron que haber peleado.  Que podía ser tan grave que dejaron a un lado esa magia que tenían.  Que tan grande puede ser un ego, que tan grande puede ser el orgullo.  Y a veces al escuchar a Caifanes los sentía un poco hipócritas cuando escuchaba "Nunca nadie nos podrá parar, solo muerto nos podrán callar".  Los sentía un poco hipócritas, porque ellos mismos fueron quienes se hicieron callar.

Cuando escuchaba "Avientame hasta donde quieras, y luego ven a mirar como revivo, como aguanto" pensaba, pues no, no revivieron, no aguantaron.

Me tenía que conformar con los videos que encontraba en youtube de Caifanes cuando estaban juntos.  Claro que en los conciertos de Jaguares tocaban canciones de Caifanes, pero no era lo mismo.  Faltaba algo.  No respetaban los requintos de Marcovich.  No sonaba igual.  Digo, igual encnatado de escuchar las canciones, pero no era el 100% Y nosotros queríamos el 100.  Estábamos todos los aliados resignados a que eso nunca volvería.  Sólo un milagro los hiba a juntar.

Pero la última vez que vi a Jaguares, en Chicago, en otoño de 2010, sucedió algo raro.  Cuando tocaban las de Caifanes, el Vampiro respetaba los requintos de Marcovich.  Cuando me di cuenta, en vez de brincar como todo mundo, me quedé quieto, y sólo escuchaba con atención las versiones mas cercanas a como eran las canciones de Caifanes.  Y recuerdo que me quedé pensando...será que ya se arreglaron?  Será que nos están preparando para un reencuentro?  Será?

Y que pasó?  Unos meses después anunciaron que Caifanes se volverían a juntar!  Lo sabía!  Lo presentía! jajajaj es neta, es neta.  Yo sentía!  Lo sentí en como tocaron esa vez en Chicago!  Es esa conexión única que Saúl tiene con sus aliados!

Inmensa alegría!  Después una gran envidia de no poder ir al Vive Latino para ver el histórico, soñado, anhelado reencuentro!  Para presenciar el milagro!

Los seguí por internet, me soplé todas las rolas, todas las entrevistas.  Y las disfruté como no tienes idea.  Y luego anunciaron gira!  Y entonces supe que llegaría el día que los iba a ver!

Ese día es hoy!  Hoy estarán en Mexicali.  Hoy volveré a hacer esa ruta que hice en 1999 cuando por primera vez los escuché en un disco.  Se me hace tan adecuado que sea en Mexicali.  Y camino a Mexicali, iré escuchando todas sus canciones, todos los discos.  No voy a caber de emoción.  Va a ser el mejor concierto que he ido en mi vida, y eso lo sé.

Que tuvo que pasar para que llegara la reconciliación?  Un aviso de la vida, una amenaza de muerte.  Marcovich se enfermó, le dio un tumor en la cabeza.  Saúl y Marcovich no se hablaban ni se veían desde 1995.  Cuando Saúl se enteró, algo sintió, yo creo que esa necesidad de arreglar algo antes de que fuera demasiado tarde.

Saúl le escribió un correo a Marcovich anímandolo y diciendole que contara con él para lo que fuera.  Marcovich lo recibió justo antes de entrar al quirófano.  Gracias a Dios Marcovich salió bien.  De ahí, se volvieron a ver después de 15 años de muerte social para platicar...

El resto, no es historia.  El resto, es el presente!  El resto, es hoy!  Y hoy veré a Saúl, Marcovich, Alfonso, Sabo y Diego.  Los conozco ya desde hace mucho, y son mis amigos, jaja.

Su reencuentro es más que un reencuentro.  Es más que una banda legendaria que se vuelve a juntar.  Su reencuentro, cada concierto son un testimonio de que todo se puede arreglar.  Son un sinónimo de reconciliación.  Un gran ejemplo de humildad, de que hay cosas más grandes que el ego, que el orgullo.  Que son una verdadera célula que explota y que no la paran.

Su reencuentro es un milagro.  En la primer entrevista que Saúl y Marcovich dieron juntos, Marcovich dijo:  "Saúl y yo nos encontramos espiritualmente hace muchos años y desde el primer acorde hubo magia.  Eso (a pesar de la ruptura, la separacion), después de tantos años, sigue intacto".

Pues tu y yo fuimos Caifanes.  Tu y yo fuimos magia desde el primer acorde, desde la primera vez que hicimos música.  Nuestros fans nos quieren de vuelta.  La reconciliación de Caifanes es un gran ejemplo.  Ojalá lo quieras seguir, ojalá dejes que el viento nos amarre, y que el tiempo se detenga muchos años.

Por lo pronto  me despido citando a Saúl:

"Aunque tu me olvides
te pondré en un altar de veladoras
y en cada una pondré tu nombre
y cuidaré de tu alma.
Amén"

Esto fue Caifanes en 1990
Esto es Caifanes hoy.  Somos los mismos, solo un poquitito mas arrugados, jaja





Primer entrevista de Saúl y Alejandro, en la que narran su reencuentro.

11 comentarios:

Roberto Castaneda dijo...

Fijate que me tope con este post gracias a que Alfonso Andre lo posteo en su Twitter... y la neta tengo que darte las gracias porque escribiste una historia fregonsisima... describiste tu emocion de una manera que transmites y contagias a los demas... la verdad a mi me paso algo muy similar con esta banda... somos aproximadamente de la misma edad yo en el 99 tenia 14 años tambien de la ciudad de Tijuana y a mi me toco la suerte de escucharlos desde antes gracias la influencia de mis tios y primos mayores... asi es que de haber tenido mayor edad mis padres me hubieran dejado ir a sus conciertos a los cuales cuando mis primos se iban yo me quedaba todo triste por no ser grande jeje... en fin pasaron todos esto años y lo mismo solo conformarme con Jaguares sin llegar a ser lo mismo... pero gracias al milagro que tu mencionas tuve la fortuna de verlos en Las Vegas el pasado 16 de Septiembre y solo puedo decir que es una emocion indescriptible que creo que tu experimentaras hoy (desafortunadamente no pude ir :( pero espero que se den la vuelta de nuevo a Tijuana o a San Diego) Disfrutalo y gracias por tu historia me identifique mucho con ella... saludos y ahi nos cuentas que tal te fue y como estuvo la emocion

Christian Ordoque dijo...

Muito bom teu relato sobre como conheceste Caifanes. Parabéns. Quando puderes podes ler o meu sobre El Nervio del Volcan. http://cly-blog.blogspot.com/2011/10/caifanes-el-nervio-del-volcan-1994.html

chicaplacebo dijo...

Que buena "Historia" así como tú hay varios aliados que vivimos lo mismo y eso es lo padre lo chido es que seguimos de pie con CAIFANES... =D

Saludos.
Chica Jaguar

Anónimo dijo...

Ni modo carnal tendrás que esperar un poco más, ya que el concierto se pospuso, pero no pierdas la esperanza, yo tuve la oportunidad de verlos 3 veces en la primera etapa y pude verlos en su retorno en el vive y ha sido la experiencia más grata la cual guardaré hasta que muera, un saludo desde el DF

El Andariego dijo...

Roberto: Muchas gracias por tu comentario. me da gusto que te hayas identificado con la historia. Lástima que me tendré que esperar 3 semanas más porque se canceló el concierto! Así que igual y puedes ir, eh? Ahí tendrás mi reseña en 3 semanas. Que estés bien carnal, un abrazo.

Christian: Obrigado! Me voy a dar una vuelta en tu blo en un ratito para leer tu entrada sobre el Nervio del Volcán. Saludos desde Tijuana!

Chicaplacebo: Eso es lo chido, que va más allá de que sea algo que te dictan los medios o la moda. Es simplemente puro sentimiento, pura honestidad. Ufff, que orgullo ser Caifán!

Amigo Anónimo: Pues créeme que 3 semanas más de espera es nada comparado con los 16 años!!!! jaja, así que más bueno me va a saber el concierto. Gracias por leer!

Anónimo dijo...

A mis amigas y a mí también nos súper encantaba ese disco de Caifanes. En la secundaria nos veíamos los findes, pedíamos pizza y poníamos música, pero las canciones más padres nos la repetíamos mucho para no aburrirnos pronto y disfrutar más jajajaja

El Andariego dijo...

Amiga anónima, gracias por el comment. Recordar con Caifanes es recordar con mas sabor, no? jaja

Benjamín Arredondo dijo...

Caifanes, Caifanes... con el nombre tengo una idea tan diferente, como diferentes son las épocas en que viví lo que tu viviste, tego en lista de espera esa visión de Caifanes, creo que al final del mes aparecerá en el blog mio. Saludos y sigo insistiendo que tienes mucho que ver de la nueva cinematografía mexicana... hay cosas muy interesantes en los últimos dos años.

vanafull dijo...

Genial tu historia lastima que nos cancelaron el concierto, esperando con ancias el 26!

El Andariego dijo...

Vanaful, ya sé! Pero...este sábado va a estar mucho muchísimo más fregón el concierto!!! Ahí nos vemos!!

El Andariego dijo...

Benjamín! Me tarde unsiglo en contestar tu comment! :S Oye, yya está esa entrada que dices sobre Caifanes? El concierto estuvo genial la verdad! Un abrazo!