miércoles, 27 de junio de 2012

The Turn of the Tide


El segundo proyecto que me tocó dirigir y escribir en la escuela de cine era uno muy sencillo.  Una vez más, teníamos como limitante el no poder utilizar sonido.  Contar una historia con puras imágenes.  No sabía exactamente que hacer, pero como siempre, cuando estoy en movimiento las ideas empezaron a llegar.

Esta vez fue en el metro.  Se me fue ocurriiendo la historia en lo que iba a clases.  La iba anotando en una libretita como si se contara una historia.  Después tuve que buscar las tomas en mi cabeza, los encuadres.  Me fui a la biblioteca pública donde encontré un lugar en el que me podía concentrar.  Ahí pude planear todas las tomas.

Conseguí a mis actores, encontré una locación y a rodar.  Ese primer rodaje no fue tan bueno como esperaba.  Usé 3 rollos (o sea 150 dlls entre comprar los rollos y revelarlos).  Nos tardamos 5 horas.

Cuando pude ver como resultó el rodaje me di cuenta que iba  a tener que volver a repetir TODO.  Ni modo, se trataba de hacer las cosas bien, además que no había quedado satisfecho con mi primer proyecto y quería que este me saliera como yo quería.

Así que volví a armar mi equipo y aunque esta vez el rodaje duró 3 horas, salió más cercano a como lo tenía en mente.  Quería contar una historia en la que pudera evocar setimientos en la gente que la viera. Y creo que lo logré, ya que recibí muchos mensajes de amigos cuando lo vieron en mi facebook.




Me podría pasar horas explicando esta historia, desde el título, pasando por cada encuadre, las actuaciones etc.  Tiene muchísimo subtexto y muchísimos símbolos.  Pero...no quiero, jaja.  Dudas comentarios, mejor escríbanme, jaja.

Alratillo pues!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

wow me encanto el concepto!! me conmovioo!!! con lagrmas en los ojos!! very nicee!!

Gabriel Arvizu dijo...

Ah que pues bien que te gustó el corto. Es chido saber que provocó lo que tenía en mente, jaja. Saludos! Y gracias por el comment! :)