domingo, 14 de abril de 2013

The Boy in the Infirmary

Muchísimo tiempo sin escribir, lo sé.  Demasiado diría yo.  Pero toda mi atención, mi creatividad, mis fuerzas, mi energía habían estado en un proyecto: The Boy in the Infirmary.

A mediados de octubre comencé a escribir una historia.  En principio pensaba rodar un corto.  Pero...la historia se fue desarrollando, la imaginación fluía y momentos y escenas me seguían viniendo a la cabeza y de pronto...tenía un guión de 54 hojas.

Mi corto...se convirtió en largo.

Entonces, a buscar a mis actores.  Hice casting, se presentaron 60 niños y de entre tantos fui encontrando a mis actores.

Noviembre y diciembre me dedique a grabar y a editar.  Poco a poco fui armando mi historia.  Después me tuve que ir a Roma, me quedé en Europa y a mediados de Febrero volví.  Todavía me quedaban algunas cosas por grabar y horas por editar.

Por fin, para mediados de marzo tenía mi película lista.  La presenté en el auditorio de la escuela y a los niños les gustó mucho.  Se reían cuando quería que se rieran...y brincaban de susto cuando quería.  Fue muy agradable ver el esfuerzo de varios meses reflejados en una historia que mantuvo la atención del auditorio por 85 minutos.  Los comentarios positivos de los niños no se hiceron esperar.

Apenas la subí a internet y poco a poco he recibido mensajes felicitándome por el trabajo.  Cosa que aprecio mucho y motiva más.

He visto una y otra vez mi película y sé que hay muchas cosas por mejorar, y sé que pude haberle puesto más elementos a la historia.  Pero también sé que voy mejorando al compararlo con mis trabajos anteriores.  Y eso es lo importante.

Ahora...pues ahora ando empezando a desarrollar otra historia.  Esta la quiero hacer mucho más corta.  Quiero que dure unos 15 minutos.  Ya tengo el final de mi historia....ya lo vi hoy en mi cabeza al escuchar el soundtrack the "Trance" dirigida por Danny Boyle.  Ahora sólo me falta encontrar como es que mis nuevos personajes llegan a ese desenlace.

Pero bueno, les dejo mi película.  Espero que les guste.  Y toda crítica es bienvenida.  Gracias!  Enjoy the Show!





2 comentarios:

Juan Angel dijo...

Impresionante. Ahora sí que me quito el sombrero. Excelente historia. Me reí y hasta la piel chinita en la escena del Fr. Timothy en la nieve. Ahí le dices que es muy insipirador y casi angelical, jaja. Un abrazo muy fuerte y sigue haciéndolo que vale la pena.

P.D. Ahí espero una película del niño de la influenza y casi colaborador, jaja. Saludos a todos. En especial a ti, Mr. Valenzuela, y claro, Mr. Lucini.

Gabriel Arvizu dijo...

Estimado Bribiesca! Muchas gracias! Le echamos muchas ganas y al final salió bastante bien. Me gusto que la hayas disfrutado. Yo les mando tus saludos, un abrazo!