viernes, 25 de enero de 2008

Difícil

Un poco difícil empezar a escribir. Un poco difícil intentar expresar. Pero justo hoy me vino algo a la mente un recuerdo. Un recuerdo que sé me costará mucho superar, un recuerdo de algo que jamás me hubiera imaginado porque es algo que jamás haría. Hay ciertas reglas no escritas que no se deben romper por ningún motivo, porque puede traer consecuencias muy grandes, y yo estoy haciendo un esfuerzo muy grande por no reclamar lo que sé que podría, porque de hacerlo, sé a qué desenlace me llevaría, y es un desenlace que no quiero.

Pero es una desilusión, y decepción tan grande la que siento. Sobre todo cuando viene de alguien que crees que jamás lo haría, y más cuando viene de dos frentes, dos frentes que consideraba importantes. Uno ya no lo es, el otro frente quiero que lo siga siendo.

Y una de las cosas que más me incomodan es que sé que si la cosa hubiera sido al revés, si hubiera sido yo quien hubiera fallado, estoy casi seguro que la actitud que estoy tomando no sería la que se tomaría hacia a mi. Y la verdad es que me pongo a pensar y no hay excusas, no las existen. Intentar buscar excusas sería seguir y seguir cavando. Igual y hago mal en ponerla tan fácil, en hacer un verdadero esfuerzo en que no me afecte tanto, porque luego la gente se mal acostumbra y da las cosas como seguras, pero la paciencia es algo que se agota y creo que por primera vez mi paciencia y mis ganas se han puesto a prueba.

Además me pongo a pensar de las veces que me han reclamado cosas, y de como, sin constarles, se atreven a reclamar cosas que no hice, cuando en realidad quienes las reclaman han hecho cosas similares como las que salieron a la luz y yo creo que eso es lo que pone mi paciencia y mis ganas a prueba, porque esa paciencia y esas ganas al parecer no han existido hacia a mi, o por lo menos no de la misma manera.

Es por eso que hay gente que luego dice que es mejor callar, no decir nada, negarlo todo, que es mejor “una mentira que te haga feliz a cambio de una verdad que te amargue la vida”. Pero yo no estoy de acuerdo, yo siempre he dicho que la verdad duele, pero duele mucho más una mentira descubierta. Y en este caso gracias a Dios se trató de una verdad, porque de haber sido una mentira descubierta entonces el desenlace, por más que no lo hubiera querido, hubiera sido verdaderamente distinto.

Pero esto no es un reclamo, ni un ultimátum ni mucho menos. Es simplemente un desahogo, un paso que estoy dando para sacar todo lo que tengo (o más bien lo que puedo sacar por este medio) para poder irlo olvidando. Y lo hago por este medio, porque en realidad no tengo con quien hacerlo, porque que con quienes podría hacerlo, ya no puedo.

Y yo sólo en verdad espero que esto se me pase, pero hay cosas que uno no puede controlar, y este es el caso, porque por más que quiera, no puedo evitar de repente pensar en ello. Es como cuando estás herido de una pierna. Y por más que quieras caminar no puedes, simplemente no puedes porque te duele demasiado. Y yo quiero seguir caminando, y estoy haciendo un esfuerzo por caminar pero me está costando trabajo. Entonces necesito de un bastón que me ayude y haga el esfuerzo que yo no puedo. Un bastón fuerte, que no se rompa y pueda soportar ahora el peso que yo no puedo, pero quiero.

Porque a final de cuentas, quiero, sé que quiero, sé lo que quiero…pero no podré solo…me ayudas?

5 comentarios:

Paty Pino dijo...

Te queremos Gabo te Queremos!!!

KmU dijo...

de por si sola la traicion el lo peor del mundo y el sentimiento que deja es sumamente escabrozo, ahora cuando es una traicion de 2 personas cercanas...... no es cualquier cosa. En lo personal no tengo idea de como estuviera, en fin, este post tuyo ya tiene tiempo de haber sido publicado, espero que para estos momentos ya hayas digerido todo mejor y te hayas desahogado lo suficiente. saludos!

Fabs dijo...

bueno gabs tu sabes q aun que duele , pasará .... es un poco tarde pero lo acabo de leer y recuerda que todo lo que pasa en nuestras vidas por triste o desagradable q sea tiene una razón de ser y seguro una lección que aprender ... tal vez no a simple vista pero se encuetra... ojalá ya estes mejor :)

1 beso

Bitten dijo...

Te mando un abrazo y espero que eso te ayude.

La traición es algo dificil de superar, pero todo se vuelve menos doloroso con el tiempo, y sobrevives cosas que no pensaste fueran posibles.

Ánimo Gabo!

Uli dijo...

Por que nunca me entero de nada?
Que mal amigo soy,espero estes bien Gabo.
Ya sabes que nadie en Cancun te quiere mas! jajaja