martes, 18 de noviembre de 2008

Feliz Cumpleaños Papá!

El 15 de noviembre pasado mi papá cumplió 60 años! (No había escrito en mi blog porque estaba fallando mi internet), pero el caso es que mi papá cumplió 60 años, y hoy quiero compratir un recuerdo de mi papá que tenía guardado desde hace mucho tiempo y apenas hace como una semana me acordé.

Vivíamos en la Colonia Ruíz Cortines (una colonia en Tijuana que queda cerca del aeropuerto) arriba de una panadería que se llamaba "Gaby" (que por cierto, la panadería todavía existe y enfrente hay una sucursal de los tacos "El Gordo" que son de los mejores de Tijuana).

Yo tendría unos 6 años y recuerdo que era después de navidad y antes de día de reyes. Mi papá tenía una pluma azul de fuente, que recuerdo la usaba para todo, siempre escribía con esa pluma, firmaba con esa pluma, y su tinta era inconfundible. Esa pluma según recuerdo se la habían regalado cuando se recibió de Ingeniero Civil en 1972!

Y como diría la canción de Topo Gigio: "Yo quiero ser como mi papá". Y siempre se la pedía para jugar con ella en las servilletas de los restaurants, o cuando lo acompañaba a trabajar y me aburría. Jugaba a imitar su firma (tradición que siguieron mis dos hermanas menores, al grado que luego nos turnábamos para firmar las cuentas de restaurants cuando mi papá pagaba con tarjeta).

Y un buen día en la casa de la Ruiz Cortínes, después de cenar, le pedí a mi papá su pluma. Como dije, yo tendría unos 6 años y era medio wey, jaja, así que sin querer, se me cayó la pluma y está se impacto en el piso con la punta! La punta de la pluma de fuente se rompió y recuerdo la reacción de mi papá! Al principio fue un "NoooOOOooOOOoooo!!!!" de película, pero yo creo que al ver mi reacción, pues me tomó entre sus brazos y me dijo que no me preocupara, pero yo no pude evitar sentirme mal. Buscaba la forma de arreglarla de buscarle una sólución y en eso que se me prende el foco.

Le dije: "Papá, no te preocupes, ya vienen los reyes magos, y en vez de pedirles juguetes les voy a pedir que con su magia te arreglen tu pluma, porque ellos son Reyes Magos y todo lo pueden".

Una vez más vino el abrazo paternal y el "no te preocupes mijo" y me sentí mejor. Y ahora, a unos 20 años de que sucedió eso, te quiero dar las gracias papá por siempre estar ahí de alguna manera u otra, para darme ese abrazo paternal, aunque sea a distancia, y decirme "no te preocupes mijo" cuando más lo necesito y eso tiene mas efecto que cualquier magia de los Reyes Magos.

Te quiero mucho papá, y feliz cumpleaños!

2 comentarios:

angie dijo...

te peldonas??? Q bueno que escribiste en tu blog, y haya sido una entrada así. Felicidades al suegro inge jaja. Un beso!

Ana Martín dijo...

Hacía mucho tiempo que yo tampoco andaba por aquí y veo que sigues siendo un magnífico escritor y persona humana.
Un beso enorme te mando desde el sur de España.