domingo, 2 de agosto de 2009

Un Poco de Baja California

El Jueves a las 7 de la mañana salimos de mi casa. Íbamos al Parque Nacional Sierra San Pedro Mártir. La idea era acampar esa noche en la sierra y al día siguiente en alguna playa, para regresar a Tijuana el sábado.

Llévabamos todo lo que necesitabamos: tienda de campaña, sleeping bags, linterna, música, guitarra, comida, hielera, cervezas, botiquín y hasta a la tomasa nos trajimos.

Salimos de Tijuana por la carretera número 1. Pasamos por Ensenada y luego de unas 3 horas y media llegamos a la desviación para tomar el camino hacia la Sierra San Pedro Mártir.

Tomamos la desviación y nos esperabam 100 kilómetros de paisaje cambiante, de súbidas, de curvas y de unas vistas espectaculares. De repente me costaba trabajo concentrarme en la manejada porque la verdad el paisaje conforme íbamos subiendo, era cada vez más espectacular. De hecho, nos tuvimos que parar en un punto para poder bajar del carro y poder apreciarlo.
Después de subir y subir, por fin llegamos al parque nacional y nos pusimos a recorrer un poco el parque. Luego buscamos donde íbamos a acampar y empezamos a preparar las cosas. A levantar la tienda de campaña, encender la fogata y preparar la cena. Hice mis famosas hamburguesas a la luz de una linterna y luego de cenar nos pusimos a cantar un rato, platicar y disfrutar del cielo estrellado.
O como diría Priscila...parece que el cielo está lleno de pecas. Y es que la verdad es que el cielo se apreciaba de una manera tan pero tan clara, que no lo podíamos creer. La verdad fue espectacular. Luego nos fuimos a dormir los tres junto con la tomasa a la tienda de campaña.´

Al día siguiente, cada quien se fue levantando comforme le chiflo el sol...yo fui el primero. Y por ahí de las 11 de la mañana fuimos al observatorio que quedaba todavía a unos 20 kms de subidas y curvas de donde estábamos.
En el observatorio tienen varios telescopios y pudimos entrar a uno de ellos. Y al subir y salir al balcón que rodea el observatorio, tuvimos unas panorámicas increíbles de la sierra. Vimos montañas, desiertos, valles, el Oceáno Pacífico y el Mar de Cortés...al mismo tiempo! O sea, al mismo tiempo! Era increíble! Ahñi estuvimos un buen rato disfrutando de la vista que teníamos. Y nos hubiéramos quedado más tiempo, sólo que ya nos teníamos que bajar.
Bajamos y fuimos a un vallecito que hay en el parque que estaba muy suave. Ahí estuvimos un rato y después regresamos al campamento para recoger las cosas y emprender el regreso.

Luego de recoger nuestras cosas volvimos a tomar camino rumbo a Tijuana, sólo que esta vez, a una hora de llegar a Ensenada nos salimos en una desviación rumbo a la costa para ir al Ejido Erendira. La desviación era de unos 20 kms, en una carretera que se abría paso por un vallecito hasta llegar al ejido.
El lugar estaba muy bonito, que muchas rocas, pero poca playa. Y la playa ya estaba ocupada por otras personas que estaban acampando, así que decidimos irnos a una playa que estaba más cerca de Tijuana, por la misión en la que podríamos acampar sin ningún problema. Pero aún así aprovechamos para sacar unas fotos. Ojalá en otra ocasión podamos volver al ejido, para acampar enuna de las playitas pequeñas que vimos.


Llegamos a La Fonda, la playa en la que acamparíamos y ya era de noche. Así que a la luz de la linterna pudimos levantar la tienda de campaña. Luego preparamosla fogata en la arena para disfrutar de la noche en el mar
La verdad no sé que tiene el mar que me fascina, tal vez sea que te ayuda a tener de una manera más clara tus perspectivas. Pero el caso es que no hay como dormir con el sonido de las olas...y mejor aún, despertarse con el sonido de ellas. Despertar, y saber que estas a unos pasos del mar.
Es por eso que tal vez el miércoles por la tarde vayamos ahí otra vez, a ver el atardecer, y quedarnos a dormir para amanecer el jueves una vez más en el mar.

Pero bueno, eso fue más o menos nuestro recorrido del fin de semana pasado. Algo me dice que todavía le quedan buenas páginas por escribir en la historia de este verano que se me ha hecho larguísimo y llendo de kms espectaculares por mi país. O por lo menos eso espero, aunque el verano se acaba, espero que se acabe de una manera claramente triunfal! Y así debería de ser, luego de tantos y tantos kilómetros recorridos.
Y ya para despedirme, les dejo este par de videos del observatorio...alratillo!








2 comentarios:

Benja-Xocoyotl dijo...

Estimado Gabo:

Aprovecha, aprovecha todo el tiempo y conoce mas, sea cerca que lejos, sea con frío que con calor, sea tocando tu Andariega en los metros europeos o en los picos más espectaculares de México. Si te lo digo es por algo, hoy volví a Los Cabos y no tienes idea de lo complicado que es a medida de que pasa el tiempo el moverse, el subir, el bajar, sobre todo el cargar, como veo que lo haces tu ahora... el tiempo pasa, aprendes, conoces, pero se van haciendo ligeramente mas pesaditas las cosas... claro es, la experiencia que vas agarrando, no tiene comparación y verás que ejercitando, cada vez conocerás mas cosas aun mas interesantes, todo eso, a medida de que pasa el tiempo, afortunadamente para ti, el al-ratillo le cuelga un buen aun.

Te saludo y por si se te ofrece, estoy de vuelta en Los Cabos... el ofrecimiento va en serio, cuando gustes!

Anónimo dijo...

esperando que se encuentren muy bien y pido una disculpa por igualado al tutearte, quiero agradecerte por las magnificas imagenes que nos regalaste con tu viaje, nos encantaria a mis hijos y mi esposa poder viajar al sur de nuestra baja california, solo una parte de ella hemos visitado pero nos falta mucho por conocer, muchos saludos nosotros vivimos en fraccionamiento santa fe, y mis padres en rosarito, te dejo mi mail por si algun dia quieres compartir tu imagenes gracias nuevamente por tus imagenes y que estes bien tu y todos tu seres queridos. maximino.martinez@sharpsemex.com