jueves, 7 de mayo de 2009

Manejando un Audi

El día de hoy un amigo que se llama Edson me prestó su Audi para ir a Puebla a mandar unas cajas a Tijuana. No se exactamente que Audi sea, pero es negro y está bien chido.

El caso es que empecé a manejar y en el el primer semáforo se me acerco el típico señor que te ofrece lavar el parabrisas de tu carro. Sólo que este fue muy insistente cuando le dije que no. Y hasta me hizo un ademán de que tenía que comer.

Seguí manejando y situaciones similares me fueron surgiendo en los semáforos. En el estacionamiento del Office Depot, al entrar en el, inmediato se apareció el "viene viene" que te echa aguas al estacionarte, pero éste era más efusivo de lo normal.

Pero no fue hasta que en un crucero una indígena me estuvo insistiendo que le comprara lo que vendía que caí en cuenta que todo esto era porque....estaba manejando un Audi! Y seguramente lós de los curceros que me veían en el decían...no, pues este wey ha de tener lana, ahorita le saco algo!

Y puede que sea cierto el dicho de "como te ven, te tratan", pero a mi me vieron como alcancía, jeje. Pero bueno, eso fue lo que me llamó la atención de hoy.

Y también el hecho de que una amiga mañana va a tener su bebe! Lo estaba esperando para finales de mes, pero al parecer ya viene mañana...que chido...ahí les contaré que tal.

Alratillo!

4 comentarios:

Uli dijo...

Y llevabas tu licencia? Porque en Cancun me hiciste manejar a playa.

El Andariego dijo...

jaja, ciertamente Memo, llevaba licencia. Cuando fuimos a playa llevaba más de un año fuera de México, así que obviamente no traía licencia...ahí para la próxima!

rockdelgo dijo...

Es mejor conducir un cuatro-latas; nadie te molestará ni osará siquiera robártelo!!

El Andariego dijo...

jaja si ya sé, pero bueno, por el momento ni carro llego! Saludos!